Los Brezos, menú degustación

Hola a tod@s, antes que nada deciros que no he podido publicar antes porque mi portátil ha decicido tomarse unas vacaciones forzadas y lo tengo “arreglándose”… así que esta semana tiraré de los servicios públicos y me aprovecharé de ellos. Aquí ando en la Mediateka de la Alhóndiga escribiendo un rato…

El pasado 1 de marzo fue nuestro aniversario y para celebrarlo este año decidí que fuéramos a Los Brezos.

Había “oído” hablar de este restaurante sólamente por las redes, no conocía a nadie personalmente que hubiera estado allí, pero me llamaba la atención su menú degustación. No quise indagar mucho ya que la mayor parte del menú son trampantojos y quería que fuera sorpresa.

Como ya sabreis, un trampantojo es  una técnica pictórica que intenta engañar a la vista dando una percepción de falsa realidad, en cocina se realiza a menudo y hubo una temporada en la que se puso muy de moda. Nosotros nunca habíamos comido de trampantojos y fue muy divertido la verdad.

El restaurante está situado en San Mamés de Meruelo, antes de llegar a Noja, junto a una estación de servicio. Visto desde fuera no llama la atención, más bien es el típico bar de carretera en el que no te imaginas que por 30 euros tienes un menú muy elaborado.

Nos hizo un día perfecto de sol para pasear y tomar algo antes de ir a comer, al ser un miércoles teníamos el comedor prácticamente para nosotros, había unas cuantas mesas más que llegaron después por lo que no nos estropearon la sorpresa de los platos.

Iniciamos el menú con unos bombones, sí! Bombones… mmm pero no de chocolate blanco como pueda parecer, sino de queso, cinco variedades diferentes que iban de más suave a más fuerte y combinaban elementos como las anchoas o los frutos rojos. Las tostas que los acompañaban bien ricas. Estaban muy cremosos y la forma era perfecta.

Continuamos con el clásico de la casa, bueno, yo le llamo el clásico porque a todos los bloggers e instagramers que sigo publican esta foto, 😉 se trata de un bombón de foie relleno de ibérico, va cubierto con gelatina de naranja y con una tierra de aceite de oliva con perejil y aroma de cítricos. El aroma te lo añaden in situ directo en el plato y aparece el humo mágico. El foie es valor seguro y a mí me encanta. Así que muy rico.

LogoLicious_20170321_175227

Después probamos esta maceta que nos sorprendió muchísimo, tanto por su originalidad como por el sabor y la calidad del plato. Se trataba de un salpicón de marisco, con unas gambas de escándalo recubierto de tierra de tinta de calamar. La zanahoria que corona es un sorbete de pimientos, muy muy refrescante. Un plato muy logrado.

Como último entrante probamos esta historia de la uva, nos dijeron que era nuevo en el menú. No pude hacer foto del principio, en el que la copa viene entera y con vino. La camarera nos derramó el vino sobre los corchos y nos rompió la copa en el plato mientras nos lo explicaba. La uva es un granizado que se come al final del todo para limpiar el paladar. El corcho es una mousse de turrón y anchoas regadas con una reducción de vino y la copa es de caramelo. Este plato visualmente es precioso y en boca es una pasada, la mousse es fuerte, con personalidad, y la uva te refresca. Muy buen final para los entrantes.

LogoLicious_20170321_175020

Un bacalao al pil pil con un all i oli de remolacha fue el siguiente plato. El bacalao tenía el punto perfecto, las lascas se deshacían y el pil pil estaba de diez. Y terminamos con un solomillo con foie con un buen punto de cocción también. La tierra y la macedonia que lo acompañaban le daban textura al plato.

LogoLicious_20170321_174944

 

A estas alturas yo ya empezaba a sentirme un poco llena pero tenía ganas del postre. No sabíamos ni cuántos platos teníamos en el menú ni nada, ya que cuando reservé únicamente me preguntaron si quería menú degustación y dije que sí. Así que a medida que nos sacaban entrantes íbamos sorprendiéndonos.

Y llegó el postre. Tengo que decir que este postre es uno de los mejores postres que he comido jamás. Por varios motivos, estéticamente es precioso. El trampantojo está logrado al cien por cien y cuando cascas el huevo y sale la yema se te queda una cara… respecto al sabor… aúna muchos elementos que me gustan mucho como son el queso, el mango, el chocolate, el caramelo…

LogoLicious_20170321_174909

Así es como te llega a la mesa y la camarera te dice que tienes que cascar el huevo. La salsa de toffee que lleva es genial, la paja de hojaldre cruje y cuando lo cascas con el tenedor te encuentras esto:

Es un postre muy bien ejecutado y además está buenísimo. No empalaga, no te llena, el chocolate es fino, el mango y la mousse de queso son ligeros y todo junto es una auténtica delicia.

Después pedimos un café y una infusión y nos sacaron unos petit fours muy graciosos que apenas pude probar y que se terminó Luis porque yo ya no podía más. Un fuet de chocolate con avellanas y un pico de mousse helado de turrón. Nos gustó mucho la experiencia, nos atendieron muy bien y me parece que el precio es más que adecuado para la elaboración y calidad de los platos.

LogoLicious_20170321_174608

Os dejo la cuenta para que juzguéis vosotros mismos, os lo recomiendo. Si vais por la zona a menudo quizá ya lo conocéis o quizá lo veis al lado de la estación de servicio y os echa para atrás, no lo dudéis y entrar. Os gustará. También es una buena opción para cuando salga un día de sol y no tengais plan, playita o paseo por la costa Cántabra y menú en Los Brezos.

LogoLicious_20170326_202741

Anuncios

2 comentarios en “Los Brezos, menú degustación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s