Pizzas en horno de leña

El sábado estuvimos cenando en Trozo, una pizzería situada en la Plaza del Gas, al lado del Kokken (un restaurante que me encanta y del que os hablaré en otra ocasión). De hecho, un amigo me comentó que son los mismos dueños.

Llevaba con ganas de ir desde que vi en las redes sociales las publicaciones de gente a la que sigo porque la ponían muy bien.

wp-1486376875037.jpg

Es increíble cómo aquí nadie se queda en casa, ni aunque llueva, haga viento, haga frío o todas las combinaciones posibles a la vez. Siempre están los bares llenos. Fuimos con unos amigos y llegamos sobre las diez de la noche más o menos. Le pregunté a una de las chicas que atendían las mesas porque vi una cola bastante larga y apenas sitio libre.

Nos dijo que si había una mesa libre, justo quedaba una para cuatro, la cogiéramos y después ya mirásemos la carta e hiciéramos la cola para pedir. Y eso hicimos. Menos mal porque sino no sé yo cuánto habríamos tardado en tener sitio. Hay que tener en cuenta que era hora punta y que sólo abren de 20 a 24 horas.

Así que tomamos asiento, elegimos rápidamente e hicimos la cola. El servicio es muy agradable y atento y la cola fue rápida. Nos sentamos con las bebidas y esperamos a las pizzas. Como éramos 4 pedimos 2 pizzas del apartado nuestras locuras. Su carta se divide en clásicas, veganas y nuestras locuras. Todas las pizzas valen 13,95 euros y las hacen en horno de leña.

 

Un punto a favor y que se está empezando a poner en práctica en Bilbao es que te sirvan agua de grifo. Nosotros conocimos este servicio en 2014 cuando viajamos a París. Allí es muy común cuando vas a comer algo pedir una jarra de agua de grifo, fomentan la cultura del buen agua que hay en el suministro y ahorras considerablemente en la cuenta. Es abusivo lo que pueden llegar a cobrarte en París por una botella de agua.

wp-1486376875423.jpg

El local es amplio, las mesas están situadas con una separación suficiente, es agradable no escuchar al detalle la conversación de quién tienes al lado. La decoración es tipo industrial, con un gran mural en la pared, combinaciones de mesas altas y bajas, sillas y paredes en color negro… Ellos mismos se definen como pizzería alternativa, os dejo el enlace a su web.

Y llegó la primera pizza!!! Sus ingredientes eran: anchoas, cebolla caramelizada y aceitunas kalamata. Ésta la elegí yo. No puedo evitarlo. La anchoa en la pizza es uno de mis ingredientes favoritos. En cuanto vi anchoas en la carta ya no pude centrarme en ninguna otra opción. Los ingredientes buenísimos, la anchoas estaban muy buenas, puestas al final, tersas y jugosas. Nada saladas, en su punto óptimo. Las aceitunas… muy ricas, con mucha carne y la cebolla le daba el punto dulce justo.

wp-1486376874343.jpg

Mientras la cortaba llegó la segunda opción, un poquito más heavy y menos convencional: txistorra, huevo de codorniz, pimiento rojo y cebolla. Elección de nuestro amigo Alex. La verdad es que, cuando nos sentamos, cada uno de nosotros dos dijo una al instante y no dimos opción a nuestros acompañantes a decir ni mú 😉

wp-1486376874344.jpg

Los ingredientes de las pizzas estaban increíbles, se notaban que eran de calidad y eso es muy importante. Pero lo que realmente marca la diferencia en una buena pizza es la masa. La masa era prácticamente perfecta. Fina pero con aguante. Jugosa pero no empapada. Los bordes riquísimos, en algunos puntos estaba quemadita y le daba saborazo.

Respecto a la segunda, la txistorra estaba realmente buena, nada grasienta. El pimiento parecía caramelizado, muy rico. La única pega: el huevo de codorniz. Demasiado hecho. Habría sido perfecto que la yema llegase apenas hecha… quizá si lo añadiesen al final como hacen con las anchoas mejoraría mucho.

Os dejo la cuenta en la que no salen reflejados los 2 tiramisú caseros, a 2,50 euros cada uno, que pedimos más tarde. Y los pedimos porque sobre las once o así andábamos con dudas de si pedir 1 pizza más o no. Dos estábamos bien, uno tenía más hambre y al otro le daba un poco igual. Total, que entre decidíamos si pedir o no, decidíamos qué pizza pedir… se no pasó el tiempo y para cuándo nos decidimos nos comunicaron que se habían quedado sin masa!!!

Este tema nos dio para hablar un rato, que si llevan poco abiertos y no controlan aún… que si era un fallo muy grande que no puedas servir más pizzas con un 25% de tu jornada laboral por delante… que si la masa es casera y necesita levados y oye, mejor pecar de poco que de mucho… etc., etc. En definitiva, llegamos a la gran conclusión de que muy mal eso de quedarte sin masa a una hora del cierre jejeje.

Respecto al tiramisú, correcto. Se notaba que era casero sí, estaba bueno pero… yo con los postres soy demasiado exigente. Y más con los que hago en casa de vez en cuando y el tiramisú es uno de ellos. Aunque por el precio que pagas por ración está muy, muy bien.

Trozo me gustó mucho. Desde que entré, la atención fue muy buena, el servicio rápido, las pizzas muy ricas, el precio muy bueno. Tienen muchos puntos a favor que hacen que quieras volver. Además la compañía también hace mucho y lo pasamos genial. Seguro que volveremos en más ocasiones, releyendo la carta tengo ganas de probar algunas más… si puedo evitar caer en la tentación de la anchoa jeje. Os la recomiendo. Si os animáis a ir ya me contareis. Besos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s